En la eternidad

Crónicas de una vida en Midgard

Archive for 30 diciembre 2006

Una maravilla…

Posted by Jesu en diciembre 30, 2006

Posted in Uncategorized | 1 Comment »

Basta ya…

Posted by Jesu en diciembre 30, 2006

Posted in Uncategorized | Leave a Comment »

Sólo una cosa que decir…

Posted by Jesu en diciembre 25, 2006

Posted in Uncategorized | 1 Comment »

Ultravioleta

Posted by Jesu en diciembre 17, 2006

Hoy es un día precioso. Ha salido el sol y estoy sonriendo.

Baby baby baby… light my way.

Posted in Uncategorized | Leave a Comment »

Windows In The Skies

Posted by Jesu en diciembre 16, 2006

El nuevo vídeo de U2. Impresionante.

Debería gustar a todo amante de la música.

Posted in Uncategorized | Leave a Comment »

The Masterplan

Posted by Jesu en diciembre 12, 2006

Take the time to make some sense
Of what you want to say
And cast your words away upon the waves
Sail them home with acquiesce
On a ship of hope today
And as they land upon the shore
Tell them not to fear no more
Say it loud and sing it proud
Today…

And then dance if you want to dance
Please brother take a chance
You know they’re gonna go
Which way they wanna go
All we know is that we don’t know —
How it’s gonna be
Please brother let it be
Life on the other hand won’t make us understand
We’re all part of the masterplan

Say it loud and sing it proud
Today…
I’m not saying right is wrong
It’s up to us to make
The best of all the things that come our way
Coz everything that’s been has past
The answer’s in the looking glass
There’s four and twenty million doors
On life’s endless corridor
Say it loud and sing it proud
And they…

Will dance if they want to dance
Please brother take a chance
You know they’re gonna go
Which way they wanna go
All we know is that we don’t know —
How it’s gonna be
Please brother let it be
Life on the other hand won’t make you understand
Why we’re all part of the masterplan

Posted in Uncategorized | 1 Comment »

Dream Theater

Posted by Jesu en diciembre 9, 2006

Nada más que añadir, voy a secarme las lágrimas.

Posted in Uncategorized | 3 Comments »

Bajas colaterales…

Posted by Jesu en diciembre 3, 2006

Fuente: El País

 

A lo largo de 10 años, entre 1961 y 1971, el Ejército de EE UU arrojó alrededor de 80 millones de litros de herbicidas sobre las junglas y plantaciones de Vietnam. Entre ellos, el más empleado debido a su terrible efectividad fue el conocido como agente naranja. Un total de 24.000 kilómetros cuadrados fueron rociados con el veneno, lo que dejó una cicatriz que aún se puede ver en los cuerpos de muchos vietnamitas.

Le Quang Chon es un hombre roto; roto por la guerra de Vietnam, que para él, como para muchos en su país, nunca acabó. El agente naranja, un herbicida utilizado ampliamente por EE UU durante el conflicto, con el doble propósito de eliminar la vegetación para dejar al descubierto al enemigo y destruir las cosechas, ha arruinado su vida, la de sus hijos y la de su nieta. Las tres generaciones de la familia sufren graves problemas de salud, a causa de la dioxina que contenía el herbicida, según aseguran los médicos vietnamitas.

Este compuesto químico extremadamente tóxico ha sido culpado de la alta incidencia de enfermedades de la piel, malformaciones genéticas, cáncer, discapacidades mentales y otros problemas que sufren la población de algunas zonas de Vietnam y veteranos del conflicto de EE UU, Australia, Nueva Zelanda, Corea del Sur y sus familias.

Sentado en un banco en su modesta vivienda en las afueras de Thanh Hoa -una población de 200.000 almas, 200 kilómetros al sur de Hanoi-, Le Quang, un antiguo campesino, de 54 años, mira hacia el pasado, y, con los ojos inundados de lágrimas, que en ocasiones no logra contener, cuenta su historia. A su lado, su nieta se agita en los brazos de su esposa, que tiene la mirada perdida. Junto a la pared, un pequeño altar con una foto rinde memoria al menor de sus tres hijos, Chung, fallecido hace dos meses, a los 21 años.

“Tras finalizar la guerra en 1975, mi esposa tuvo nuestro primer bebé. Pero lo que nació no era un ser humano. En tres ocasiones, dio a luz seres que eran monstruos, y que murieron inmediatamente. Poco después, nació una niña que parecía normal. En 1982 tuvimos un niño, y en 1985, otro. Pero según se hacían mayores comenzaron a sentir dolores en los huesos. Los médicos diagnosticaron a la chica cáncer y, cuando tenía 15 años, le tuvieron que amputar una pierna”, dice. Lo mismo le ocurrió al menor, mientras el segundo apenas puede caminar y tiene que utilizar muletas. “Luego, mi hija se casó y tuvo una niña”, continúa. “Pero cuando los médicos descubrieron que ésta tenía espina bífida a causa del agente naranja, su marido las abandonó”.

La pequeña, Le Thi Lan Anh, de 6 años, es una de los muchos niños que, cuatro décadas después de que el Ejército de EE UU rociara Vietnam con el defoliante, siguen naciendo con daños en el cerebro, caderas incompletas y otras deformidades. Pero Washington insiste en que no hay pruebas científicas suficientes que demuestren que las dioxinas son la causa.

Según la Academia Nacional de Ciencias de EE UU, hasta 4,8 millones de personas pudieron resultar expuestas al herbicida. “Médicos vietnamitas han concluido que la dioxina es la causante de diferentes enfermedades, y produce cambios en los genes y los cromosomas de la gente expuesta, sus hijos y sus nietos. Estimamos que hay al menos un millón de víctimas”, afirma el doctor Le Ke Son, responsable del Gobierno de Vietnam para los temas relacionados con el agente naranja.

Entre 1961 y 1971, las fuerzas estadounidenses arrojaron alrededor de 80 millones de litros de herbicidas sobre las junglas y plantaciones, principalmente en Vietnam, pero también en Laos y Camboya. Un total de 15 productos químicos fueron ensayados o utilizados. Los principales fueron los “herbicidas del arco iris”, llamados así por el color de las marcas de identificación en los barriles. Entre ellos, el agente naranja fue el más empleado debido a su efectividad para convertir los bosques en mares de esqueletos de troncos y ramas. Era pulverizado desde aviones, helicópteros, camiones y lanchas, pero también a mano en los alrededores de las propias bases aéreas. Sólo en Vietnam fueron rociados 24.000 kilómetros cuadrados con químicos. Cuando el líquido llovía del cielo, los soldados y la población utilizaban trapos impregnados con orina para protegerse la boca y la nariz.

“No sé de ninguna guerra que haya dejado una cicatriz como la guerra de Vietnam, una cicatriz que puedes ver en el cuerpo de mucha gente”, asegura Nguyen Minh Y, de la Asociación de Víctimas del Agente Naranja de Vietnam.

Tres zonas del país son consideradas aún hoy altamente contaminadas: los alrededores de las antiguas bases aéreas de Da Nang, Phu Cat y Bien Hoa, en cuyas instalaciones eran almacenados los químicos. Los terrenos y estanques colindantes tienen un alto contenido de dioxina. Un estudio realizado en Bien Hoa con la colaboración de científicos canadienses ha detectado en el suelo niveles varios centenares de veces superiores a los aceptables en otros países.

Miles de niños con problemas han nacido de padres que no se vieron expuestos al herbicida durante la guerra, pero que, según los expertos, pueden haber consumido alimentos contaminados. Aunque las autoridades advierten a quienes viven cerca de estas zonas que no beban el agua, coman el pescado o cultiven frutas o vegetales, alguna gente sigue sin estar al tanto del peligro.

Las víctimas pertenecen normalmente a las familias más pobres. Incapaces de hacerse cargo de estos niños, muchas los abandonan en un país en el que los defectos de nacimiento son considerados un castigo por los males cometidos por algún ancestro. Acaban en los llamados Poblados de la Paz, que son financiados por el Gobierno y países como Alemania. Existen 11, que acogen a unos 1.000 chicos, pero tratan a muchos más. En ellos reciben educación, cuidados médicos y rehabilitación. Pero, según asegura Nguyen Thi Thanh Phuong, directora del centro de Hanoi, establecido en 1998 en un antiguo cuartel de paredes desconchadas, carecen de fondos suficientes. El PIB per cápita de Vietnam fue de 610 dólares (460 euros) en 2005, menos de la mitad que el de China (1.416 dólares).

El Poblado de la Paz adjunto al hospital de obstetricia Tu Du, en Ciudad Ho Chi Minh (antigua Saigón), es el principal. Alberga a 60 chavales con graves malformaciones. En una de las habitaciones, dormita una niña de 11 años de cabeza mucho más ancha que los hombros; otra, con todo el cuerpo cubierto de escamas negras, da patadas al aire atada en una cama; más allá, una criatura de cuatro años, sin ojos, agita las manos delante de la piel que cubre el lugar que debían ocupar los párpados.

“La mayoría de los niños que están aquí no tiene familia”, explica Nguyen Thi Phuong Tan, la directora. “Cuando las mujeres vienen a dar a luz, les hacemos ultrasonidos, pero esto no es posible en los pueblos. Y para la gente es inasequible hacerse una prueba de ADN antes de tener un niño, ya que cuesta 2.000 dólares”.

En otra de las habitaciones, Nguyen Viet, de 25 años, que carece de capacidad cognitiva, agita la cabeza sobre una almohada mientras emite sonidos guturales sujeto por el brazo a la cama. Viet, cuyo cuerpo parece un muñón, fue separado de su hermano siamés Duc -quien trabaja en el centro, en informática- cuando tenían siete años. Cada uno de ellos tiene una pierna, y padecen serias deformaciones óseas. Otros internados -como un niño de cinco años con ojos como pelotas de ping pong, o un chaval sin piernas y dos dedos en forma de pinzas en lugar de manos- corretean por los pasillos, ríen o dan saltos por las camas como cualquier otro niño.

La guerra finalizó el 30 de abril de 1975, cuando los comunistas del Norte tomaron Saigón y unificaron el país. Hanoi y Washington restablecieron relaciones diplomáticas en 1995, y están intentando cimentar sus relaciones, gracias a la intensificación de los intercambios económicos.

Estados Unidos ha descartado compensar a las víctimas vietnamitas, aunque se ha mostrado dispuesto a proporcionar asistencia técnica y fondos para limpiar las zonas contaminadas. La organización de veteranos de guerra estadounidenses proporciona expertos, y la Fundación Ford ha financiado estudios medioambientales y sanitarios.

Para el doctor Le Ke Son, no es suficiente. “EE UU debe cooperar de una forma más estrecha”, afirma. Le Ke Son asegura que el Gobierno da una pensión media de unos 18 dólares al mes a un total de 209.000 víctimas, lo que representa más de 40 millones de dólares al año. Una cifra que médicos y víctimas consideran insuficiente.

Los afectados exigen a Washington que reconozca su responsabilidad y una compensación clara. En 1984, los veteranos estadounidenses lograron 180 millones de dólares de las compañías fabricantes del agente naranja, como Monsanto y Dow Chemical. Antiguos soldados de Australia, Canadá y Nueva Zelanda llegaron a un acuerdo extrajudicial ese mismo año. Y en enero pasado, el Tribunal de Apelaciones de Corea del Sur ordenó a Monsanto y Dow pagar 62 millones de dólares a 6.800 veteranos del país.

En 2004, la asociación de víctimas vietnamitas presentó una demanda contra los fabricantes en un tribunal de Nueva York, pero fue rechazada. El Gobierno estadounidense no está incluido en la demanda ya que esgrime inmunidad soberana. En septiembre de 2005, la asociación apeló. La decisión judicial está pendiente.

Posted in Uncategorized | 1 Comment »

Un capítulo de House en “gaditano”

Posted by Jesu en diciembre 1, 2006

Una sinopsis de un capítulo cualquiera de House

(Unos desconocidos están haciendo cualquier pamplina)

– Pues este año salgo en la comparsa de…. aghhhhhhhhh
– kiyo ¿estás bien?
– Cof cof whaghh!
– Kiyo cohone que te pasa!!!
– Cuack!
– Que arguien lo lleve pa residensia!!!!

TUUUUUUN TIIIINNNNNN……….
Ti Tiiiruuuriiiiiiiru… Ti Tiiiruuuriiiiiiiru…….
DOCTOOR.. HOUSE!!!

Er CojoCabron y Er Negro caminan por un pasillo del hospital:

– Er Negro: Er pasiente sufrió una reacción alérgica a las aminotopotasas
calciformes de sus calcetines.
– CojoCabron: ¿El TAC mostró niveles altos de churriminoácidos?.
– Negro: No, y los torrínidos están en 14 miligramos por kilo.
– CojoCabron: Que le hagan una cojoscopia a ver si muestra signos de
ostetitación.
– Negro: ¿Insinúas que tiene chungopatitis? Sólo hay un caso entre un
millón,
no tiene sentido…. ¡¡cortisona y ar caraho!!-
CojoCabron: ¿que no? entonces…. ¿Por qué se rasca la oreja izquierda?.
– Negro: ?¿?¿?¿?¿?¿?¿¿??
– CojoCabron: Que le hagan los análisis.

(Er CojoCabron se pega el escakeo pa no pasar consulta, y de paso nos enseña
algo mas de la vida…. y después…)

– Er pasiente: Kiyo kiyo kiyo que pego un vemo… agggggg!
– Negro: Sufre una parada cardiorespiratoria!! ¡¡20 miligramos de
tritopotasa!!
– Colega der pasiente: ¡¡Iyo que la espicha!!!! ¡¡¡Haz argo cohone!!!

(Le meten er tubito por la garganta, le putean con los calambres y lo
salvan)

(Er CojoCabron, Er Negro, Er Pijo y La Wenorra en el despacho, sortando una
jartá de palabros que no tentera de na.)

– Tia Wenorra : Ha reaccionado a los esteroides, no puede ser
una alergia común.
– CojoCabron: ¡muy bien! ¿Te has dado cuenta tu solita?
– Wenorra pensando: Sera sieso er CojoCabron este…
– CojoCabron: Bien, yo tengo razón, tiene chungopatitis. Hay que ponerle
lejía en vena
– TODOS: ¡Pero q dices! ¡Si no tiene chungoloquesea podrías matarlo!
blahblahblah
– CojoCabron: que sus callei caraho!
(Le ponen lo que dise Er CojoCabron, y er pasiente que pega otro vemo, otra
ve a putearlo con er tubito por la garganta y a meterle calambrito, Er
colega der pasiente con gran cabreo)

– CojoCabron: Estooooo… bien, no era chungopatitis

(Er CojoCabron manda ar Negro y ar Pijo a que le curioseen la casa, algo mu
norma por otro lao, quien no ha llegao a casa y sa encontrao mas de una ve
con un medico de Zamacola, to mu al estilo C.S.I. y no ven na de na, pere ya
que estan papean algo, curiosean en el ordenata, o se ponen a cepillar al
perro der pasiente)

(Entre tanto ponen ar Pijo y la Wenorra entre tubos de ensayo, pipetas y
maquinas que dan wertas y tienen mushos colorines )

– Pasiente: Que me voy pal mancomunaooooooo

-Espera joe!, mas tubitos, mas putaditas y otra ve er tio palante

– Gran jefa Maciza: ¡Er pasiente esta fosforito!, ¡Os la vais a cargar!,
¡¡Er joio CojoCabron es un incompetente!! (aunque siento una terrible
admiración y aprecio de verdadera amiga hacia él, así que no haré nada)

(Er CojoCabron pasa consurta y se pitorrea de to cristo)

(Vuerven a la sala de la pizarra)

– Er Negro: La última chorrada que le pusimos casi lo manda pa la cajapino.
– CojoCabron: Sierto, por eso no tenia la chorrada que se me ocurrio en ese
momento… qué caraho tiene….?.

(House se queda mirando al infinito pensando en la comparsa del Aragon, y de
como se puede escribi to un repertorio tan solo con las palabras libertad,
lucha y “no le temo al castigo”, cuando de repente se le viene ar coco que
habia dejao la ropa sin tender de su casa, y que tenia que compra un
manolete pa comé, lo que hase que se kede ajin flipao).

– CojoCabron: ¡¡¡Aro cohone!!!!! Se rasca la oreja izquierda!!!! Paese
mentira!. Tiene el Sindrome diploide del lagarto moskeón!!.
– TODOS: HALAAAAA!!! SUSCOHONEAHIN!!! Si eso na ma que lo ha tenio un en la
serva amasonica, en la tribu de los pelopolla).
(por sierto, na mas que lo ha tenio uno ajin to raro, pero tos saben cual es
la enfermedad, VIVAN LAS WENAS UNIVERSIDADES YANKIS!!!)
– CojoCabron: Ave joio Pijo… cuando estuviste en casa der pasiente, ¿No
dijiste que ensima der televiso tenia una figurita de la sevillana y er
torito?
– Er Pijo: Si, ¿y?
– CojoCabron: Y, ¿Te parece eso normal??
-Er Pijo: Home……

– La Wenorra: To er mundo sabe que esas figurita acumulan una jarta de
acaros que son los que desencadenan er sindrome diploide der lagarto moskeón
– CojoCabron: Muy bien Wenorra! Por eso te contraté… y porque estás una
jarta de wena
– Negro: ¿¡¿¡¿¡¿PERO QUE CARAHO SUS HABEI FUMAO!?!?!?! ¡Que va a se ni va a
se! ¡Si sus lo habei inventao! ¡Y ademá en que cabesa cabe que una cosa que
la pasao a uno de la tribu de los pelopolla llegue a los libros de
medisina!. ¿Es que soy el único que no tiene una pedrá mal dá o que??
– Er pijo a su bola: De shico estuve en San felipe, por eso le cogi una
tirria mortal a los curas…
– Er Negro:¿?¿??¿?¿?¿??
– Cojocabron: Tengo razón y tos ustede sus vai a toma pol culo

(Po resurta que a la cuarta asierta y er nota se kea de lujo y le regala ar
CojoCabron una sinta der melli de los Salmolontropos Verdes)

– Er Negro: Sera Joputa er joio CojoCabron.
– La Wenorra: Es mi héroe
– Er Pijo: ¿Sus habei coscao que si no fuera por er CojoCabron este hospita
tendria mas muertos que la antologia de kiñone?
– Er Negro: Si si y no veas como jode…
– La Wenorra: En realidad es un hombre maravilloso que tiene taaaanto que
enseñarnos……?
– LOS DOS: (Sera zorra…)

TUUUUUUN TIIIINNNNNN……….
Ti Tiiiruuuriiiiiiiru…
Ti Tiiiruuuriiiiiiiru……. (fundido en negro)

Posted in Uncategorized | Leave a Comment »