En la eternidad

Crónicas de una vida en Midgard

A la deriva

Posted by Jesu en agosto 28, 2005

Hoy me levanté como siempre
temprano, lentamente,
abrí los ojos, nuevo día.
Corriendo por la orilla como siempre
y allí encontré un caparazón a la deriva
oh, una gran metáfora de la vida.

No gasto mucho tiempo estando triste
Difícil es que las nubes oculten mi Sol
nada era capaz de dañarme
hasta que me dejaste a la deriva.

Detuviste tu querer por mí,
dejaste aquél día de amarme
y hoy no sé que hacer
la lluvia me ha inundado el corazón.

Ahora que te fuiste
me averguenza no saber a qué o quién culpar
no me queda nada por hacer ya,
excepto volver al lugar donde te ví por primera vez,
y arrodillarme, romperme y llorar.

Porque yo antes dominaba las aguas,
era fuerte, la lluvia no podía conmigo
pero hoy sin tí no puedo más
y la tormenta ha llegado a mi vida
y cada día me siento más debil,
arrojado a la deriva.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: